27/11/2013 | NACIONAL

27 de noviembre de 1943: Perón crea la Secretaría de Trabajo y Previsión

Se abre así la posibilidad que el movimiento sindical comenzara a transitar una nueva etapa que lo transformaría profundamente. 

Esta nueva Secretaría produjo cambios fundamentales respecto de los gobiernos anteriores, tendientes a establecer una relación más fluida con el movimiento obrero. Para lograr tal objetivo se sancionaron una serie de reformas en la legislación laboral. Las principales medidas fueron:

- El Estatuto del Peón, que estableció un salario mínimo y procuró mejorar las condiciones de alimentación, vivienda y trabajo de los trabajadores rurales.

- El establecimiento del seguro social y la jubilación que benefició a 2 millones de personas.

- La creación de Tribunales de Trabajo, cuyas sentencias, en líneas generales, resultaron favorables a las demandas obreras.

- La fijación de mejoras salariales y el establecimiento del aguinaldo para todos los trabajadores.

- El reconocimiento de la asociaciones profesionales, con lo cual el sindicalismo obtuvo una mejora sustancial de su posición en el plano jurídico

Estas reformas impulsadas por Perón trajeron como consecuencia un acercamiento político entre el Estado y el movimiento obrero.

Su primer discurso como secretario el día 2 de diciembre de 1943 deja perfectamente en claro el rumbo de su accionar político.

“El Estado se mantenía alejado de la población trabajadora. No regulaba las actividades sociales como era su deber. Solo tomaba contacto en forma aislada, cuando el temor de ver turbado el orden aparente de la calle, le obligaba a descender de la torre de marfil de su abstencionismo suicida. No advertían los gobernantes que la indiferencia adoptada antes las contiendas sociales facilitaba la propagación de la rebeldía, porque era precisamente el olvido de los deberes patronales que, libres de la tutela estatal, sometían a los trabajadores a la única ley de su conveniencia…..” Y agrega “Con la creación de la Secretaría de Trabajo y Previsión se inicia la era de la política social argentina. Atrás quedará para siempre la época de la inestabilidad y del desorden en que estaban sumidas las relaciones entre patrones y trabajadores. De ahora en adelante, las empresas podrán trazar sus previsiones para el futuro desarrollo de sus actividades, tendrán la garantía de que, si las retribuciones y el trato que otorgan a su personal concuerdan con las sanas reglas de convivencia humana, no habrán de encontrar por parte del Estado sino el reconocimiento de su esfuerzo en pro del mejoramiento y de la economía general y por consiguiente del engrandecimiento del país. Los obreros, por su parte, tendrán la garantía de que las normas de trabajo que se establezcan, enumerando los derechos y deberes de cada cual, habrán de ser exigidas por las autoridades del trabajo con el mayor celo, y sancionando con inflexibilidad su incumplimiento. Unos y otros deberán persuadirse de que ni bajo la astucia ni la violencia podrán ejercitarse en la vida del trabajo, porque una voluntad inquebrantable exigirá por igual el disfrute de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones".

Perón debía ahora producir los hechos que confirmaran la verdadera teoría social de lo que será el peronismo. Principios, hechos que los corroboran y que generan nuevos principios. Nada más alejado del sistema de pensamiento liberal y marxista que no puede desarrollar su acción si no es dentro del marco inmutable de la ideología preexistente.

No es así en Perón, los hechos tienen peso específico propio y determinan las doctrinas y los principios ideológicos que correspondan.

No fue fácil, los sindicatos estaban divididos: comunistas, socialistas, anarquistas y trotskistas… Perón forjó durante los dos años de la Secretaría de Trabajo y Previsión la unidad de los sindicatos de actividades, bajo una organización madre, los sindicatos por rama. Es decir, grandes frentes de lucha. Desde ahí devino la gran fortaleza del sindicalismo argentino, que en años posteriores iba a concretar esta unidad iniciada desde 1943.

A fines de 1944, después de solo un año de labor, había una sola C.G.T. y alrededor de 40 organizaciones sindicales se hallaban encuadradas dentro de ella.

http://blog.lanestorvive.org/2012/11/27-de-noviembre-de-1943-peron-crea-en.html?fb_action_ids=236469703187542&fb_action_types=og.likes&fb_source=other_multiline&action_object_map=%5B451870778253011%5D&action_type_map=%5B%22og.likes%22%5D&action_ref_map=%5B%5D

NEWSLETTER

Suscribite y recibí todas las novedades en tu email